España estrenará en primicia el ‘WhatsApp’ de las operadoras

Primero habrá que esperar a que salgan terminales que incluyan los nuevos servicios, pero en breve habrá aplicaciones que permitirán descargarlo en los móviles inteligentes.

Ya está aquí. Movistar, Vodafone y Orange han anunciado la llegada oficial a España de los servicios RCS-e, conocidos como el ‘WhatsApp’ de las operadoras. Y nuestro país será pionero. Cuando las compañías de telecomunicaciones acordaron desarrollar los trabajos para crear este nuevo sistema, la idea era lanzarlo en pruebas a finales de 2012, pero las representantes nacionales han decidido adelantarlo en España.

Así lo han anunciado este jueves en una nota de prensa conjunta. El RCS-e estará disponible en algunos teléfonos móviles en el primer semestre de este año y en un futuro próximo podrá descargarse en forma de aplicación en los smartphones o, al menos, en algunos (como siempre, se espera que los que usan Android como sistema operativo lo tengan antes que los iPhone).

Pero, ¿qué servicio es ese? El RCS-e (siglas que responden al nombre de Rich Communiations Sytems) es el sistema con el que las operadoras quieren irrumpir en el negocio de los servicios de valor añadido en la mensajería, que ahora están dominados por otras compañías. Los SMS están próximos a ser historia, absorbidos por aplicaciones como las de WhatsApp o Viber. Con algunos meses (años) de retraso, las operadoras se han dado cuenta de que no tienen por qué quedarse al margen.

Su respuesta son esas siglas que suponen un paso al frente del conjunto de la industria. Todas las operadoras de móvil comparten el mismo objetivo y, a través de su patronal, la GSMA, han desarrollado un estándar común y, sobre todo, compatible. Es decir, está abierto a cualquier telefónica que quiera usarlo (incluidas las operadoras de móvil virtual) y a todo fabricante que quiera introducirlo en sus nuevos modelos.

¿Cuánto costará este nuevo servicio? Ahí está una de las armas de las operadoras. Para usar el WhatsApp auténtico hay que descargarse una aplicación que cuesta dinero, aunque luego el uso se incluya en la tarifa plana de datos (si el usuario la tiene). Ahora, al ser un servicio de las compañías y venir incluido en el terminal, el pago inicial desaparecería, según fuentes de la industria, y el uso se asociaría a la tarifa plana de datos, con lo que no habría ningún sobrecoste para el usuario.

Igual que WhatsApp, la idea es que el nuevo sistema busque en la agenda los contactos que también lo tengan instalado y que los destaque para facilitar la comunicación. Igualmente, se pondrán compartir imágenes o vídeo en directo. ¿Llegarán a tiempo las operadoras para recuperar algo del mercado perdido? Esa es la incógnita.

Fuente I. Abril – Madrid – 12/01/2012 – 12:26 ©2012 MDS® 17/01/2012 www.mdsoft.org